Fuera de la burbuja

Siempre me resulta curioso ver como desde la burbuja tuitera se critica todo o se tiene la solución a todo, pero simplemente se queda en el universo virtual. Esas gradas son tan altas para los espectadores que no se atreven a insertarse en la política. Que ven a las instituciones políticas como algo malo o que simplemente es más fácil quedarse en su casa viendo como todo sigue igual.

Tengo un gran respeto por las personas valientes que se insertan en los procesos y se involucran en los partidos, en especial a los jóvenes que ocupan espacios en los partidos de la supuesta “vieja política” porque realmente van contra la corriente, en contra de la moda y se mantienen firmes en la aspiración de cambiar décadas de formas de hacer política. 

Si bien es cierto que los partidos tradicionales han sufrido significativamente el costo de ser longevos y que muchos líderes no se han dado cuenta que debemos atemperarnos a los tiempos, hay jóvenes y adultos que aspiramos a un renacer, al menos en el Partido Popular Democrático es la visión de la juventud. 

El momento de ocupar los espacios es ahora, para lograr los cambios y alejarnos de la utopía de lo que puede ser el país, debemos trabajar y sentar bases, ampliar el pensamiento joven, muy importante, respetando a los que no piensan como nosotros, la diversidad de pensamiento, pero haciendo énfasis en respetar un pasado que también forma parte de nuestro presente.

Si me preguntan a mí como popular, debemos refundar el Partido Popular Democrático, establecer cuales son las causas de ahora como en su momento fueron “Pan, Tierra y Libertad” (OJO: no las cambiaría, eso es respetar el pasado). Por eso, desde la Organización a la que pertenezco en el Partido Popular aspiro a que seamos ese aire de renovación y seamos ocupados para avanzar. Así también, todos los partidos cuentan con sus respectivas organizaciones para agrupar jóvenes. 

Como sabemos, adaptar el pensamiento de la base de un partido longevo no es tarea fácil, requiere diálogo y perseverancia, pero sobre todas las cosas, GANAS. Las instituciones están creadas, ya agrupan a personas con intereses o ideologías similares, resta involucrarse.  Mi aspiración es a un Partido Popular Democrático renovado, pero también es gratificante ver jóvenes de diferentes partidos luchando por lo que creen fuera de Twitter o cualquier red social, fuera del área metro hay mucho país. 

Hay que salir de la burbuja para escuchar, conocer, crear, cambiar y levantar.  Si esto no se hace, entonces no podemos sorprendernos y preguntarnos por qué nada cambió. 

 

Swanny Enit Vargas Laureano
Estudiante de Maestría en Mercadeo Digital, Bachillerato en Ciencia Política y Vicepresidenta de la Juventud Popular Nacional. Barcelonetence y capitana de Arecibo de corazón.

Latest articles

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
A %d blogueros les gusta esto: