¿Cómo el Departamento de Educación puede resolver la controversia del currículo de perspectiva de género?

Columna de opinión del Dr. David Vázquez, consultor y profesor universitario.

El Departamento de Educación (DE) tiene que implementar un currículo con la enseñanza de los valores en las escuelas públicas del archipiélago de Puerto Rico. Para comenzar con esta gesta tan importante, el DE tiene que incluir los gremios, personal docente y no docente y a toda la comunidad escolar para resolver este asunto tan apremiante. La controversia es que los diferentes grupos no pueden coincidir con la definición de lo que es perspectiva de género. El termino perspectiva de genero crea mucha incertidumbre y confusión, por ende, debemos de olvidar los términos técnicos y atender el problema de violencia que enfrenta nuestra nación por varias décadas a través de la educación. En esta coyuntura histórica, lo más importante es no perder más tiempo en debates nulos que no promueven una solución al problema. Puerto Rico tiene que aceptar que tiene un problema social de violencia extrema que se tiene que atender de inmediato. Seguir politizando este asunto con argumentos ideológicos de la extrema derecha o la extrema izquierda no va a resolver el problema.

Podemos resolver esta controversia con la expansión del programa de salud escolar comenzando en kínder porque actualmente este programa de salud se ofrece solo en el nivel secundario. El DE cuenta con maestros de salud escolar licenciados y preparados para ejercer en las escuelas de Puerto Rico. Específicamente, el programa de salud cuenta con estándares que cubren (1) la salud personal, (2) seguridad y prevención y (3) control de violencia. El programa tiene un enfoque dirigido a la salud, pero cubre temas de la salud sociocultural. Esta salud sociocultural engloba las relaciones con los otros, capacidad para tolerar, respetar y manejar las diferencias para atender la diversidad.  También toca los siguientes temas: valores, ética, tolerancia, acoso, amor al prójimo, amor propio, civismo, conducta, cultura de paz, derechos humanos, empatía, carácter, equidad en la salud, violencia contra la mujer y prevención del uso del alcohol y drogas.

Recomiendo que el DE expanda el tema de la diversidad para que incluya la equidad entre la identidad de géneros que existen en nuestra comunidad. También, se debe expandir la violencia contra la mujer para que incluya las personas más vulnerables de nuestra sociedad.  Se tiene que crear y distribuir materiales didácticos que tengan la misma distribución de género adecuada para el grado o nivel escolar y que represente todas las razas de nuestra sociedad.  Más aun, se tiene que integrar ejemplos y estudios de caso que atiendan los problemas de inequidad y violencia que enfrenta nuestra nación.  Inclusive, el DE había distribuido materiales del programa tus Valores Cuentan que pueden ayudar a los docentes y no docentes a implementar estas actividades.  Los maestros regulares y los maestros de salud pueden colaborar para llevar estos temas a través de todo el currículo escolar.

Tenemos que fortalecer el programa de salud escolar a través de inclusividad. Para que tenga éxito, el DE tiene que crear un sistema de desarrollo profesional para que todos los docentes y no docentes puedan ayudar a implementar estas actividades junto a los maestros de salud escolar.  La meta es que todos los docentes y no docentes sean empáticos y sensibles al implementar estas actividades. A esta recomendación, le añado el instituir las bellas artes y la educación física en K-12. Por último, tenemos que promover una educación moral inclusiva e igualitaria, con el propósito de erradicar la violencia en nuestra sociedad. Esta debe ser una agenda de país por los derechos humanos, la equidad y la justicia social para todos, incluyendo los más vulnerables.

Artículos recientes

Artículos relacionados

A %d blogueros les gusta esto: